Cómo elegir la ropa deportiva para el máximo rendimiento

Te contamos qué buscar cuando compres ropa deportiva para el gimnasio. Además, te brindamos una lista de todo lo que necesitarás para que el resultado sea un gran entrenamiento.

La ropa que usas afecta en gran medida tu entrenamiento. La ropa deportiva de alta calidad puede ayudarte a moverte de forma más efectiva, a la vez que evitas la incomodidad e incluso las lesiones.

Y los beneficios no están relacionados únicamente con el rendimiento físico: usar el atuendo adecuado dispara tu juego mental. La ropa y calzado que te hagan sentir bien pueden ser la diferencia entre un entrenamiento exitoso y faltar al gimnasio.

Pero con tantas opciones de shorts, mallas, bras con espalda de tirantes y playeras absorbentes de sudor, ¿qué productos necesitas para armar tu atuendo preferido para el gimnasio? Creamos una lista útil sobre qué debes buscar cuando estés comprando ropa para el gimnasio.

Cómo comprar ropa para entrenar

1. Telas de máximo rendimiento con termorregulación

No es necesario decir que para el entrenamiento debes vestirte de manera cómoda. Pero si quieres ir al gimnasio con la preparación necesaria para ir más allá de tus límites, deberás elegir materiales diseñados para entrenar.

La ropa de algodón puede ser cómoda, hasta que sudas. El algodón absorbe la humedad y por eso puede resultar pesada y sentirse mojada una vez que te empieces a mover. Por el contrario, las telas sintéticas drenan el sudor de tu cuerpo. Esto no solo mantiene la frescura, sino que puede ayudarte a mantener la temperatura corporal baja mientras te ejercitas en el calor.

Algunas telas son particularmente favorables para hacer un buen entrenamiento. Por ejemplo, la confección única de las telas de microfibra de las marcas deportivas está diseñada para drenar la humedad del cuerpo y dispersarla sobre la superficie del material para acelerar la evaporación. Eso significa que con la ropa para el gimnasio seguirás manteniendo la frescura y transpirabilidad, lo que puede colocarte un paso por delante de los demás atletas.

Aunque el algodón puede servir para los entrenamientos de baja intensidad, como el yoga, siempre debes evitar materiales con una base de goma o plásticos que no sean transpirables. Los pants de cuero artificial pueden tener mucho estilo, pero definitivamente su lugar no es el gimnasio.

2. Considera la amplitud de movimiento

La cantidad de movimiento que deba resistir tu ropa de entrenamiento dependerá de la actividad que realices. Ya sea que estés aplicando fuerza para una rutina de levantamiento de peso o pasando de la postura del perro boca abajo a la del perro boca arriba, necesitarás ropa elástica que acompañe tus movimientos. Busca productos con elasticidad en cuatro direcciones.

Para la mayoría de los otros entrenamientos, puedes usar ropa holgada y cómoda que no interfiera con los movimientos. Por ejemplo, si estás practicando ciclismo, asegúrate de que la ropa no sea tan holgada como para que se atore en las ruedas.

Asimismo, muchos atletas consideran que los shorts con forro de compresión pueden agregar un grado de soporte y estabilidad, al tiempo que repelen el sudor. Los shorts de compresión se pueden usar debajo de otros estilos que sean holgados y cómodos.

3. Asegúrate de que tengan el ajuste correcto

Obtener la talla correcta es un buen inicio, pero también deberás prestar atención a los problemas de ajuste que podrían distraerte o generar incomodidad. Prueba la ropa de entrenamiento con algunas sentadillas en el probador o tu posible opción de calzado de running, corriendo en una cinta caminadora. Presta atención a los siguientes puntos:

  • Leggings que se estiren y puedan transparentarse durante las sentadillas, elige la tela adecuada y siempre haz una sentadilla en el probador.
  • Pretinas que se enrollen o áreas donde la tela se trepe.
  • Calzados que te aprieten o se deslicen cuando corres.
  • Ropa que jale o raspe en lugar de acompañar tu movimiento.

4. Presta atención a los bolsillos

Muchas personas disfrutan escuchar música en el gimnasio. Si ese es tu caso, necesitarás un bolsillo para el teléfono junto con un par de audífonos bluetooth buenos. Y si no está en tus planes llevar una bolsa o mochila cuando vas al gimnasio, también necesitarás bolsillos para las llaves y la cartera. Aunque los pants y shorts con bolsillos a veces pueden ser más caros, te proporcionarán una mayor practicidad para el gimnasio.

5. Vístete de acuerdo al clima

Si te ejercitas al aire libre, deberás vestirte usando varias capas y prendas diseñadas para soportar los diferentes climas. Una buena solución es elegir una capa base absorbente de sudor, pero también deberás llevar otra capa de tejido para abrigarte y una campera resistente al agua y al viento para protegerte del mal tiempo.

6. Vístete para la actividad que realizarás

Piensa en el tipo de movimiento que deberás hacer en tu entrenamiento y cuánto sudarás. Por lo general, necesitarás lo siguiente:

  • Shorts o leggings
  • Camiseta de tirantes, musculosa o playera
  • Calcetines o medias de alto rendimiento
  • Ropa interior absorbente de sudor
  • Capas y/o mangas de compresión
  • Calzado de running o de cross-training
  • Bra deportivo (para mujeres)
  • Sudadera o buzo con gorro o chamarra o rompeviento para el entrenamiento al aire libre

Sin embargo, las diferentes actividades requieren diferentes tipos de ropa. Por ejemplo, si la idea es practicar ciclismo en el frío, necesitarás unos pants ajustados, pero si vas a correr en el calor, serán preferibles unos shorts holgados.

Las mujeres deben prestar atención al nivel de impacto para elegir el bra deportivo. Si bien un top de ejercicio de tirantes puede funcionar para una clase de pilates, necesitarás un bra deportivo de alto impacto para la mayor parte de los entrenamientos de HIIT.

7. Vístete para verte muy bien

Una vez que hayas reducido las opciones según la tela y el ajuste adecuados para tu entrenamiento, elige ropa que se adapte a tu estilo y te ayude a sentirte mejor. Cuando te veas en el espejo, visualízate como un atleta fuerte y capaz, preparado para enfrentar lo que sea.

Pruébate la ropa de entrenamiento que más te atraiga. Es posible que te sientas elegante y veloz todo de negro, o con más energía si usas colores y estampados. Las prendas básicas de líneas limpias pueden prepararte para el entrenamiento en serio, o puedes sentir más inspiración con un look de logotipos llamativos y detalles que adornen.

Incluso puedes personalizar los colores de tu calzado. Agrega un toque distintivo de color a un calzado neutral o entrégalo todo con una combinación audaz de brillos. Si un calzado personalizado te ayuda a sentirte más fuerte, veloz y valiente, es posible que alcances tus metas de condición física antes de lo programado.

¿Qué material es mejor para la ropa deportiva?

La mejor ropa de entrenamiento está confeccionada con telas absorbentes de sudor diseñadas para mantener la transpirabilidad y frescura. Asimismo, las telas sintéticas, como el poliéster, nylon y spandex, son lo suficientemente elásticas para permitir la libertad de movimiento. También es bueno que consideres tu impacto en el medio ambiente y elijas telas recicladas que reduzcan los desechos.

¿Con qué frecuencia debo comprar ropa de entrenamiento nueva?

La mayor parte de las prendas de entrenamiento se desgastan con el tiempo. Cuando los leggings o shorts pierden la elasticidad o la pretina ya no se queda en su lugar, será momento de reemplazarlos. Lo mismo sucede con el bra deportivo que pierde la sujeción, lo que normalmente pasa luego de seis a doce meses de uso. Y asegúrate de reemplazar tu calzado deportivo cada tres meses a un año, dependiendo de tu actividad y nivel de uso.

¿La ropa deportiva adecuada me ayudará a mejorar mi entrenamiento?

Si necesitas algo adicional para levantarte y moverte, es posible que la ropa de entrenamiento adecuada pueda aportar lo suyo. En una encuesta reciente se descubrió que es más probable que las personas se ejerciten si tienen ropa deportiva que los inspire. Esto sucede porque cuando los atletas se ponen la ropa de entrenamiento, experimentan una "cognición encubierta", un término acuñado en 2012 para describir la influencia psicológica que la ropa ejerce sobre el comportamiento de la persona que la usa. Como asocias la ropa de alto rendimiento con un buen entrenamiento, es más probable que te esfuerces cuando estés usando lo último y mejor en ropa deportiva.

¡Regalame un Like! 👍:

Deja un comentario