Seis consejos sencillos para meditar

Sigue esta guía experta para que el mindfulness sea parte de tu vida diaria con seis consejos para la meditación.

La meditación es una habilidad. "Es algo que tienes que aprender y practicar", explica Megan Jones Bell, PsyD, directora científica de Headspace y miembro del Nike Performance Council. "Pero la meditación también es una experiencia, una conexión directa con el momento presente".

Jones Bell trabaja para ayudar a las personas a encontrar ese momento presente y permanecer allí, ya sea que estén sentados, entrenando o compitiendo. Aquí, ella comparte seis conceptos que pueden ayudarte a comenzar a meditar regularmente.

1. Confía en un experto

Si nunca antes meditaste, no tengas miedo de usar una guía, como la aplicación Headspace, para ayudarte. Busca una serie que te permita comenzar de a poco y avanzar hasta ganar mayor experiencia.

2. Crea un hábito diario

Cuando recién comienzas, el tiempo de práctica es menos importante que la frecuencia. Eso significa que es mejor practicar durante 10 minutos todos los días que durante una hora una vez por semana. Intenta practicar diariamente a la misma hora, en el mismo lugar. Comienza con pequeños períodos de tiempo y aumenta la duración una vez que la rutina se vuelva más firme.

3. Ponte cómodo

Puedes sentarte sobre un cojín o en una silla con la espalda apoyada. No te preocupes por una forma de meditación "perfecta". Lo importante es que puedas liberar cualquier tensión.

4. Llévala contigo

Si te sientes demasiado inquieto para sentarte, prueba una meditación caminando en un espacio abierto y tranquilo. Lentamente y sin pausa, da entre 10 y 15 pasos en una dirección, enfocándote en cómo sube y baja cada pie. Haz una pausa, respira, deja que los pensamientos vayan y vengan, luego gira y vuelve sobre tus pasos.

5. Enfócate

Mindfulness significa estar completamente involucrado en el momento presente, no importa lo que hagas. Cuando medites, trata de ser testigo de tus pensamientos, sentimientos y sensaciones, pero no te aferres a ellos. Eventualmente, puedes aplicar esta práctica a los entrenamientos, la recuperación, las relaciones y muchas otras situaciones.

6. Dale un mes

El cambio no ocurre de la noche a la mañana. Toma nota de la fecha de inicio y trata de comprometerte a un mes de práctica regular lo antes posible. Esto desarrolla tu fortaleza mental y podrás mejorar esta habilidad día a día.

Puede interesarte: Relaja tu mente haciendo deporte.

Entrada 👍:
Facebook 👍:

Deja un comentario