Consejos para antes de la carrera

Entrenamiento de la semana previa

El microciclo anterior a la competencia -generalmente dura una semana- debe ser de descarga, es decir, reducir considerablemente el volumen de entrenamiento para buscar la supercompensación, (entrenar menos para rendir más). Entrenar duro antes de la competencia puede desgastar al corredor lo que no permitirá rendir al máximo.
En el día anterior es aconsejable correr una carrera corta, no más de 10% del volumen semanal de entrenamiento. En el día posterior a la carrera de larga distancia, realizar un entrenamiento corto a paso lento.

Sobre Resistencia

Se puede medir la eficiencia del nivel de entrenamiento en trabajos de resistencia orgánica intensos por medio de los tiempos de recuperación de la frecuencia cardíaca:

  • Muy Buena: Los que recuperan 50 o más pulsaciones en un minuto o menos.
  • Buena: Los que recuperan 40 pulsaciones en un minuto o menos.
  • Regular: Los que recuperan menos de 30 pulsaciones en un minuto o menos.

Alimentación previa a la carrera

El rendimiento no va a depender sólo de cuánto y cómo se entrene, sino también de los hábitos de vida del corredor: alimentación, hidratación, descanso, si fuma o bebe alcohol, etc. En relación a la alimentación, los días previos se debe aumentar la ingesta de hidratos de carbono (pastas, cereales, pan, papa, etc) y reducir los alimentos ricos en grasas (chocolates, golosinas, fritos, carnes grasas, etc). A esto se lo llama carga glucogénica. En cuanto a la hidratación conviene beber abundante agua ya que si uno esta deshidratado favorece la fatiga. Es importante no esperar a tener sed para tomar agua ya que es una señal tardía.

Entrada 👍:
Facebook 👍:

Deja un comentario