Lavado y limpieza de las zapatillas

Hace poco tuve que lavar mi zapatilla porque, por una herida en el dedo, estaba llena de sangre la plantilla y un poco el exterior. Como la sangre no estaba del todo seca, puse la zapatilla debajo de la canilla y se escurrió toda la sangre, agregué jabón de lavar la ropa en las zonas manchadas y logré limpiarla, luego dejé que se escurra el agua y se seque sola.

Cuando se mancha un poco el exterior de la zapatilla, con un trapo seco trato de sacar la mancha y si es necesario mojo un poco el trapo y agrego jabón. Lo ideal es no mojar toda la zapatilla innecesariamente y cuidarlas. Vienen zapatillas para correr de invierno, para la lluvia, nieve y barro, que son impermeables.

Recomendación de Nike: Limpie solamente la parte exterior del calzado. Lave a mano utilizando jabón neutro, sin blanqueadores ni detergentes y utilizando el mínimo de agua posible. Después de limpiarlo, quite el jabón con un paño húmedo.

Nunca use la maquina de lavar, ni deje el calzado en remojo ni lo enjuague bajo el grifo (canilla). Para secarlo, coloque su calzado en la sombra, con la suela hacia abajo. Nunca use secadora, secador de cabello, estufa, horno o microondas. No lo coloque detrás del refrigerador ni lo exponga al calor intenso.

Como consejo final, no te recomiendo comprar una zapatilla de color blanco, porque al poco tiempo se convertirá en gris.




Contenido Relacionado:

Deja un comentario

Entradas relacionadas y anuncios