Nutrición, la hidratación para antes, durante y después de correr

Cuando sudamos, perdemos electrólitos y fluidos que el cuerpo necesita para funcionar correctamente. Así que si quieres evitar la fatiga, te recomendamos que des
pequeños sorbos de agua de vez en cuando para que las reservas del cuerpo estén altas antes, durante y después de tus entrenamientos.

Es probable que la hidratación sea el elemento más importante de la nutrición deportiva. El cuerpo está compuesto de agua en un 60 %, y tal vez el agua sea el nutriente más importante que debes tener en mente mientras haces ejercicio, ya que resulta esencial para mantener un cuerpo sano, y es muy importante a la hora de hacer ejercicio. El agua es vital para mantener la salud de las células, transportar nutrientes por todo el organismo y enfriar el cuerpo mediante el sudor.

Recuerda también mantenerte hidratado antes, durante y después de la carrera. Todos los días, debes intentar beber una cantidad de 8 vasos de agua por día de cualquier líquido que no contenga calorías, como el agua y 3 o 4 litros si estás entrenando. Deberías beber un par de vasos de líquido unas dos horas antes del entrenamiento. El agua va bien para la mayoría de entrenamientos, pero para sesiones de ejercicio más largas, o si entrenas en condiciones cálidas o de humedad, necesitarás sustituir electrólitos perdidos. Prueba las bebidas deportivas, o elige otras alternativas naturales como el agua de coco, té o una limonada casera.

Hidratación para antes de correr o una carrera

Debes beber como mínimo ocho vasos de agua al día, especialmente aquellos días en los que vas a ejercitarte al aire libre. Si vas a correr una carrera larga próximamente, asegúrate de hidratarte y alimentarte bien durante toda la semana hasta la fecha del evento. No esperes a la noche de antes (o incluso al mismo día) para empezar a beber más agua de lo habitual.

Hidratación mientras corres o durante una carrera

Cuando salgas a correr, lleva siempre una botella de agua y bebe pequeños sorbos cada 15 o 20 minutos. En caso contrario, asegúrate de que tu ruta pase siempre cerca de una fuente de agua. Si piensas salir a correr durante más de una hora, también deberías llevar siempre alguna bebida isotónica que contenga electrólitos (sodio, potasio, etc.). Como alternativa, lleva siempre algunas monedas encima por si te quedas sin agua o alargas la carrera y necesitas comprar alguna otra bebida durante el recorrido. Si vas a competir, bebe algo en cada punto de abastecimiento, aunque solo sea un pequeño sorbo de agua. Recuerda hidratarte antes de sentir sed. Si siente la boca seca, probablemente ya haya perdido un 3% de su peso corporal y su rendimiento haya disminuido notoriamente.

Hidratación para después de correr o una carrera

Deberías finalizar cada sesión de entrenamiento bebiendo agua, ya que recargar fluidos es una parte del importante proceso de recuperación después del entrenamiento. También es importante comer algo sano que contenga una buena mezcla de hidratos de carbono y proteínas en la hora siguiente a la finalización de la carrera. Rehidrátate y recupera fuerzas al mismo tiempo tomando algún batido o smoothies o una limonada casera.

Consulta: categoría nutrición deportiva y alimentación e hidratación.

Deja un comentario