Siete de agosto Día del Maratonista Argentino

Un día como hoy, un 7 de agosto, ocurrieron dos de las grandes gestas del atletismo y del deporte argentino: en Los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1932, Juan Carlos Zabala conseguía la medalla dorada en la prueba madre de los Juegos Olímpicos, el Maratón. Dieciséis años más tarde, en los Juegos de Londres 1948, Delfo Cabrera repetía la hazaña. En honor a ambos, se celebra cada 7 de agosto en nuestro país “el día del maratonista”.

La proeza de Zabalita hoy cumple 81 años, mientras que la de Delfo suma 65 aniversarios.
También, la efeméride trae a colación un dato muy singular. Los dos cumplieron con la similitud, además del valor de sus preseas, de que relegaron en los sendos segundos puestos a atletas de Gran Bretaña: Zabala aventajó en 2 horas, 31 minutos y 36 segundos -récord olímpico de la época- a Samuel Ferris (2h31m55s), mientras que Cabrera, con 2h34m52s, dejó atrás a Thomas Richards (2h35m08s).

Zabala aún mantiene el privilegio de haber sido el maratonista campeón más joven de la historia del olimpismo (con 19 años, pese a que en su pasaporte lo hicieron pasar de 20). Apodado “El Ñandú Criollo”, vistió los colores de la FAM y los del Club Sportivo Barracas. Se adueñó de numerosos triunfos, algunos de ellos fueron el Campeonato Nacional de 3.000 y 5.000m, en 1929 y 1930, al año siguiente fue Campeón Sudamericano de 10.000m y subcampeón de 5.000, en la inauguración de la pista atlética del nuevo estadio del Club Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires (GEBA), en Palermo, cuando sólo contaba con 18 años de edad.
Su deceso se dio desafortunadamente el 24 de enero de 1983 a causa de un accidente domiciliario. Hace más de una década, a fines de 1999 la Confederación Argentina de Atletismo (CADA) lo nominó como el “Atleta del Siglo”.

Por su parte, Delfo Cabrera representó los colores metropolitanos de San Lorenzo de Almagro. Con la celeste y blanca sumó importantes logros más a su currículum, como un sexto lugar en los Juegos Olímpicos de Helsinki 1952 y el título de campeón en los Juegos Panamericanos de Buenos Aires 1951, que obtuvo en cancha de River.
En su homenaje, las autoridades de la Secretaría de Deporte de la Nación bautizaron con su nombre a la pista principal del CeNARD, que es sede de los torneos organizados por la FAM y además ha albergado el Campeonato Sudamericano de Atletismo en 2011 y los Juegos ODESUR 2006, entre otros tantos certámenes. Asimismo, su nombre le dio origen a la Agrupación Atlética Delfo Cabrera, fundada por su hijo Delfo Jr y afiliada a la FAM, cuyo team participa asiduamente en los meeting metropolitanos.
Cabrera tenía sólo 62 años cuando en la mañana del domingo 2 de agosto de 1981 (cinco días antes del aniversario olímpico) retornaba de la localidad bonaerense de Lincoln, allí había recibido uno de sus tantos homenajes, y pasados algunos kilómetros a la altura de Alberdi sufrió un accidente automovilístico que le costó la vida.
Sin dudas, Juan Carlos Zabala y Delfo Cabrera marcaron un hito en el atletismo argentino y metropolitano. En su honor, hoy se celebra “el Día del Maratonista”.




Contenido Relacionado:

Deja un comentario

Entradas relacionadas y anuncios