Guía para aprender a correr: Parte 8/19 – Correr abrigado con calor es peligroso

Correr abrigado, con fajas de neoprene o envuelto en nylon NO ayuda a bajar más rápido de peso o a perder más grasa

Todavía es común ver personas corriendo en días de calor abrigados, con fajas o envueltas en nylon pretendiendo transpirar más y así bajar de peso rápido. Es verdad que de esta forma se van a perder varios gramos de peso pero solo serán agua y minerales esenciales para los músculos como el potasio, indispensable para el buen funcionamiento del miocardio (músculo del corazón) y sistema nervioso, pudiendo la persona desfallecer por estas causas, no lo haga jamás.

Los deportistas como los boxeadores solo lo hacen para dar el peso en la balanza y con cuidados médicos. Creer que el agua que perdemos durante los entrenamientos son kilogramos de grasa quemados es una idea falsa. Ese líquido y peso se repone con las bebidas que tomemos luego de correr, especialmente las isotónicas que contienen potasio.

La sudoración es la forma que tiene nuestro organismo para mantener la temperatura corporal estable, entre 36 y 37 grados. Cuando uno impide que el cuerpo elimine el calor, deja de funcionar correctamente y comienza a deshidratarse, aumentando la fatiga y poniendo en riesgo la salud del corredor hasta llegar a perder la vida.

Si quiere perder peso corriendo, un buen consejo es aumentar poco a poco el tiempo que corre y lograr sistematicidad en los entrenamientos. Hidrátese bien, vea la sección hidratación al correr.

Continuar leyendo: Guía para empezar a correr parte 9/19 – Cambios en la sangre al correr




Contenido Relacionado:

Deja un comentario