Guía para aprender a correr: Parte 5/19 – Información sobre running

Información sobre running

La euforia del corredor, un estudio de la Universidad de Bonn por el doctor Henning Boecker, demostró que correr produce euforia, correr estimula un torrente de endorfinas en el cerebro. Las endorfinas están asociadas con cambios de ánimo, y cuantas más endorfinas bombea el cuerpo de un corredor, mayor es el efecto.

Boecker y colegas reclutaron a 10 corredores de fondo y les hicieron una tomografía antes y después de una carrera de dos horas, y les aplicaron un test psicológico habitual para detectar el estado anímico. Los datos demostraron que las endorfinas eran producidas durante la carrera y que se unían a zonas del cerebro asociadas con las emociones, en particular las áreas límbicas y prefrontales. Son las mismas que intervienen en el amor romántico o cuando uno escucha una música que le da euforia.

La capacidad pulmonar y cardíaca de la mujer es menor que la de un hombre y por consiguiente no precisa correr o trotar tan duro como un hombre para lograr el mismo nivel de aptitud física.

Correr en compañía puede ayudarle a compartir frustraciones, dolores, molestias y el placer de estar haciendo progresos. También existen circuitos y grupos que salen a correr con profesores.

El fumador inhala monóxido de carbono que una vez en el torrente circulatorio, esta sustancia se fija a las moléculas de hemoglobina de la sangre y les impide transportar oxígeno a lo largo y a lo ancho del organismo.

Como el tabaco, el alcohol impide la eficiente distribución del oxígeno por el organismo. Corazón, músculos y tejidos pagan las consecuencias. Puesto que el alcohol reduce la capacidad de asimilación de las vitaminas del grupo B, es más que posible que deba enfrentarse con un déficit vitamínico. No corra si ha estado bebiendo alcohol.

Continuar leyendo: Guía para empezar a correr parte 6/19 – Alimentación e hidratación




Contenido Relacionado:

Deja un comentario

Entradas relacionadas y anuncios