Cinco consejos para correr de entrenadores y atletas

Todos los grandes corredores tienen sus secretos. Para mantenerte sano y llegar más lejos en tus entrenamientos debes usar tu inteligencia. La información que proporcionan directamente los entrenadores expertos de NRC puede ayudar a corredores de todos los niveles y de todos los estados de fitness.

EL ritmo al correr

Si no sabes cómo evaluar tu ritmo, guíate por la sensación. Para el ritmo de una carrera de 10 km, imagina que corres intensamente durante 25 vueltas en una pista al aire libre o durante 10 km en carretera. El ritmo de una carrera de 5 km debería ser más rápido. El ritmo por kilómetro debe ser incluso más rápido. Puedes correr a diferentes velocidades, y te sorprenderás de lo bien que entiendes ya tu cuerpo y su estado de fitness.

Hielo para las lesiones

Llena algunos vasos de papel o descartables con agua y ponlos en el congelador. Cuando empiecen a dolerte las rodillas, las espinillas o el tendón de Aquiles, rasga un centímetro de la parte superior del vaso dejando el hielo al descubierto. Así podrás sujetar la parte inferior del vaso sin enfriarte los dedos. Masajea la zona afectada con el hielo durante 15 minutos.

Cuando se nota el cansancio

Tu cuerpo se sigue recuperando del entrenamiento durante el día. Dormir ya no es suficiente. No es nada fuera de lo normal, pero si notas que cada vez estás más cansado, incluso después de los días de recuperación, quizás necesites abandonar el entrenamiento o volver a evaluar tu recuperación. ¿Estás durmiendo y comiendo bien? ¿Te estás hidratando correctamente? ¿Estás haciendo las carreras de recuperación de la forma adecuada y con las zapatillas apropiadas?

Cuando te sientes muy bien

Debes entender por qué te estás sintiendo así. Es posible que necesites un entrenamiento más intenso. O simplemente signifique que te sientes muy bien y punto. Nada más. Y nada menos. Asegúrate de que los cambios bruscos en los entrenamientos no se deben solo a un buen o mal día. Los resultados pueden cambiar radicalmente.

Zapatillas running nuevas

Para el mismo modelo y la misma versión con las que corrías, unas horas de marcha deberían ser suficientes para acostumbrarte a ellas. Para un nuevo modelo o versión de tus zapatillas anteriores, dale a tu cuerpo un poco más de tiempo para adaptarse. Empieza con unas cuantas carreras de recuperación durante una semana y ve aumentando progresivamente.

Deja un comentario